Dar es Salaam- Zanzíbar

Después de un infierno de 12 horas de bus donde casi nos sale el corazón por la boca en varias ocasiones, llegamos a Dar por la noche , a eso de las 7.
Dar es Salaam es una ciudad muy caótica, el tráfico en la zona de la estación es peor que en Arusha y hay que negociar muy bien el taxi si no quieres que te claven. Más que negociar hay que mirar muy muy bien si el taxi es del todo fiable. Cuando nosotros estuvimos secuestraron a unos chicos de Tarragona en esta misma ciudad viajando en un taxi a las 8 de la tarde. No es que sea la norma, pero a veces no te puedes fiar de los taxistas en esta parte del mundo.

El nuestro fue especialmente desagradable llegando incluso a quitarme la mochila de las manos y meterla en el maletero para no darme opción a seguir con la negociación. El muy mentiroso nos dijo que se tardaba 30 minutos al centro, es falso. Creo que le pagamos unos 10 o 15 euros al cambio y se paso TODO el trayecto diciendo que le diéramos más cuando el trato ya estaba cerrado. El precio ya era exagerado.

Lo peor fue vagar con él sin tener alojamiento y de noche llegando a ponernos nerviosos porque en cada hostal que parábamos no había sitio. El taxista vio su oportunidad de oro al vernos cansados y al decirnos que todos los hostales a los que queríamos ir estaban permanentemente cerrados, también falso.
Nos llevó al de su amigo y nos “prometió” que no costaba más de 40 dólares la doble, también falso, una vez allí valía más de 70. Conclusión llevad reserva a Dar si llegáis de noche. Al final acabamos en un hostal bastante cochambroso de 20 dólares la doble por no reservar el día anterior. El hostal no merece la pena recordarlo pero en la zona hay varios y también algún bar en el que poder cenar pasando previamente por callejones que cortan la respiración.

Al día siguiente fuimos caminando hasta el puerto, es un paseíto. Cambiamos antes dinero en una casa de cambio con sus hombres de seguridad armados hasta los dientes y pagamos con tarjeta el billete de barco. La taquilla de Dar es bastante moderna y el ferry también. En menos de dos horas llegaréis a la isla.

Aseguraos que compráis el billete en la compañía Azaam que es el que tiene mejor reputación y tarda 2 horas. Hay otros pero tardan mucho más. El precio es de 35 dólares por persona.
En el puerto de Stone town los buscavidas son excesivamente pesados. Querrán llevarte en coche, furgoneta, avioneta…lo que sea con tal de que les sigas y te creas las películas que te cuentan. Nos costó un rato salir de allí y buscar nuestro Dalla-dalla rumbo a Mchamvi, el pueblo donde nos alojaríamos. Nos aseguraron que no tardaríamos menos de media hora pero en 15 minutos y parando a preguntar llegamos.

El dalla–dalla es un transporte memorable en el que caben 8 pero suben 30 y en el rarísima vez compartiréis asiento con un turista. Es muy económico y la conducción es súper temeraria pero lo volvería a usar mil veces. Cuánto me hubiera gustado grabar allí dentro…
Nos costó 4 dólares por persona un trayecto de una hora entre Stone town y Mchamvi (en el sureste de la isla), lugar donde nos alojaríamos los siguientes 4 días. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s